COLEGIO SAINT ROSE SCHOOL Av. Manuel Antonio Matta 393, Santiago.
EDUCACIÓN PREBÁSICA SAINT ROSE SCHOOL Lira 1084, Santiago.
Acceso Intranet

23 de Abril Día del libro

jueves abril 22, 2021

23 de abril “Día Mundial del libro y el derecho de autor”

El 23 de abril de 1616 es una fecha que une a los escritores Cervantes, Shakespeare y el “Inca”   Garcilaso de la Vega, tres autores que traspasaron fronteras y que hoy son referencia universal. Por lo mismo, la Unesco estableció esta fecha como “El Día Internacional del Libro y del   Derecho de autor”.

   Con la celebración de este día en el mundo entero se pretende fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la   propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

Pero… ¿qué leer?

El desarrollo del comportamiento lector en los estudiantes, lo más temprano posible es crucial.

Resulta incuestionable, dada la evidencia científica actual, la estrechísima relación entre realidad, lenguaje y pensamiento. El conocimiento y manejo de una lengua no solo nos permite comunicarnos, sino, casi más importante aún, comprender la realidad que nos rodea; aprehenderla y, maravilla de maravillas, “pensarla”.

En principio, cualquier texto ayuda en esta dirección. Mal que mal, leemos siempre, o casi siempre: en la calle, el periódico, la cocina, los medios de transporte e incluso internet.

Pero hay otro tipo de lectura o de texto, mejor dicho, que no solo nos informa o avisa, sino que nos permite, ensanchando los horizontes de nuestra conciencia, abordar las preguntas fundamentales: quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos. Me refiero a los textos literarios, a la literatura, ese arte que representa la condición humana con la palabra.

Desde Homero hasta John Banville, la literatura (en todas sus formas: lírica, narrativa y dramática) se ha ocupado precisamente de aquello: ser, a la vez, reflejo e intento de comprensión de lo que somos. De cuál sea el misterio de nuestra insondable naturaleza. Del bien y de mal que hacemos. De lo bello y lo triste, lo pequeño y lo grande, lo temporal y lo eterno…

Desde Homero hasta acá, encontramos en la literatura (excluida la religión) el mayor esfuerzo por explicarse, y además con belleza. Así las cosas, si de promover la lectura se trata, no da lo mismo qué texto leer:   resulta imprescindible volver la atención y esfuerzos hacia el gran acopio de escritos que tenemos por casi tres mil años.   Lo grandioso de ello es que desde entonces la literatura no ha tratado de cosas nuevas, sino de las mismas cosas “en forma nueva”.

En suma, el desafío que tenemos por delante, más bien la maravillosa aventura, consiste en leer y “leernos”: Todo está allí, al alcance de la mano: Sófocles, Virgilio, Dante, Shakespeare, Cervantes, Tolstoi, Dostoiesvski, etc.

Por último, el goce literario, como toda experiencia estética y humana, nos permite avanzar. Y no solo porque mejoramos el nivel de uso del lenguaje, sino primeramente porque crecemos como personas. En cierto modo, al leer otras vidas aprendemos cómo es posible vivir mejor la propia.

MÁS NOTICIAS